-LANZAMIENTO DE HERRADURAS-

Es un juego de puntería, habilidad y precisión que se ha practicado en toda la geografía aragonesa.

Material. Una varilla de acero o de hierro, de 1 m. de largo y 1 cm. de grosor, varias herraduras de hierro forjado, de 15 cm. de larga por 10 cm. de ancha y 8 mm. de grosor, procedentes de las antiguas caballerizas y que se hacían en el yunque por los herreros. Hoy en día aún hay algunos pueblos donde el herrero sigue haciendo esta faena, a pesar de que el numero de équidos ha disminuido considerablemente.
Si conseguimos alguna herradura es mejor quitar la pestaña que lleva para que se quede completamente lisa y pueda así, al lanzarla, deslizarse por el suelo hasta llega a la varilla.

Campo de juego. El suelo, llano, sin obstáculos, donde procedemos a clavar la varilla de acero unos 30 cm. en el suelo. Alrededor se marca un círculo con yeso o con cal, de 50 cm de diámetro. Después se señala en el suelo una línea a 10 m. que nos indica desde ha de lanzarse la herradura por parte del participante.

El desarrollo del juego consiste en lanzar la herradura cogiéndola sobre la palma de la mano, mirando la abertura hacia la varilla clavada en el suelo, o también se puede sujetar mirando la abertura de la herradura hacia atrás de la mano y lanzándola dando vueltas a sí misma, para meterla dentro de la varilla o aproximarse lo máximo posible.

Puntuación.
1. Si la herradura se introduce en la varilla: 5 puntos.
2. Si la herradura cae dentro del círculo: 3 puntos.
3. Si la herradura toca la línea o sale fuera del círculo: 0 puntos.
Se puede jugar hasta que cada lanzador consiga 50 puntos. Cabe la posibilidad jugar por parejas.
Todos los participantes deben lanzar con las mismas herraduras, ya que hay muchos tipos de herraduras y de aberturas diferentes.
Este juego se practicaba en las fiestas de San Isidro Labrador por pastores, ganaderos, agricultores y gente del pueblo.

Más fotos: 35 Kb. de tamaño medio. Hacer clic sobre ellas para ampliación en nueva ventana